Un calidoso que murió en vías de La Unión

Juan José Grisales, delantero de Itagüí Leones falleció con otro amigo en accidente de tránsito.

Juan José Grisales
Juan José Grisales Bustamante jugaba en la Sub-15 de Itagüí Leones desde febrero pasado. /FOTO: CORTESÍA

“Que sigan luchando, que trabajen duro, porque el llegar no es fácil, que trabajen duro y se entrenen bien”, era el consejo que daba Juan José Grisales Bustamante desde las canchas de fútbol en el municipio de La Unión, donde hoy lloran la muerte de esta promesa del deporte rey.

Ya estaba en las inferiores de Itagüí Leones, en la categoría Sub-15, pero su sueño de llegar a la élite profesional y de seguir los pasos de Neymar, su ídolo en el fútbol, se vieron truncados en las vías del Oriente.

Fatal accidente

Juan José iba a bordo de una motocicleta junto con su amigo Fernando Echeverri, un adolescente de 16 años. Ambos transitaban la vía La Unión – Sonsón durante la madrugada del lunes, 24 de julio, cuando, en una de esas tantas curvas de ese eje vial, chocaron de frente con la parte posterior de un bus de servicios especiales.

Grandes sueños

Juan José y Fernando eran muy buenos amigos. Estudiaban en el mismo colegio, en la Institución Educativa Félix María Restrepo Londoño, donde cursaban séptimo grado.

Justamente, por el estudio, esta promesa del fútbol viajaba a Itagüí para los entrenamientos 3 veces cada semana, aunque el club entrena todos los días.

Sus padres, un agricultor y una modista de La Unión, siempre lo apoyaron en su anhelo de jugar al fútbol, porque siempre disfrutaba de las recochas que armaban en las canchas del municipio.

Juan José Grisales (arriba)y Fernando Echeverri (abajo) fallecieron tras colisionar contra un bus. / FOTOS: CORTESÍA – EL COLOMBIANO.

Lo ingresaron a escuelas locales, pero tras su fichaje con Leones, en febrero pasado, le hizo cambiar la idea de salir de su pueblo natal y radicarse en el Valle de Aburrá para cumplir así su gran anhelo, entrenar todos los días con Leones.

Jugaba de extremo derecho y precisamente su olfato goleador lo llevó a ser visto por el club paisa, que de seguro lo encaminaría a la profesional.

Y Leones también llora la partida de su jugador, lamentando lo sucedido que por ahora es materia de investigación, pues lo único cierto de todo esto es que acabó con la vida de 2 jóvenes, uno de ellos una promesa del fútbol antioqueño.

Más noticias: