Dos robots descrestaron en La Alpujarra

Pepper es el que más llama la atención. No solo levanta una de sus manos y saluda, si no que también te sigue con la […]

Diariamente unas 600 personas llegan hasta el sótano de la Alcaldía, donde se encuentran Pepper y James, que ayudan con los trámites. /FOTO: ALCALDÍA

Pepper es el que más llama la atención. No solo levanta una de sus manos y saluda, si no que también te sigue con la mirada.

Sus características humanas hicieron que quienes por estos días llegaron al sótano de La Alpujarra a hacer sus vueltas, no pudieran evitar chismosearlo.

“Hola, soy Pepper y he llegado a la Alcaldía de Medellín para facilitar tus trámites y servicios. ¿En qué puedo ayudarte? Selecciona alguna de las opciones”, dice a los usuarios que entre sonrisas preguntaban a los funcionarios qué era y por que estaba ahí.

James, por su parte, es al que más le hicieron fila por estos días para pedir los turnos y fichos para adelantar los trámites.

Era una pruebita; ¿seguirán?

Según informó la Alcaldía de Medellín, se trata de 2 robots humanoides que estuvieron esta semana en las oficinas de atención al ciudadano para orientarlos sobre cómo hacer diferentes trámites y responden preguntas frecuentes.

Lea también: Duque se despachó en críticas hacia propuestas del gobierno Petro

Pepper se encarga de la solicitud del ficho digital y de la radicación de peticiones, quejas, reclamos, solicitudes y denuncias (PQRSD); además, brinda información sobre el Sisbén y los subsidios relacionados con los programas Colombia Mayor, Renta Básica, Apoyo Económico para la Población Adulta Mayor y Discapacidad.

Por otro lado, James orienta a los usuarios en trámites de Catastro, Sisbén, Salud, Mínimo Vital de agua, Aprovechamiento del espacio público e Industria y Comercio.

No deje de leer: EN FOTO: Este fue el comerciante que mataron en Sabaneta por querer evitar un robo

Según explicaron, la relación de los robots con los ciudadanos se da gracias a que fueron diseñados para tener una interacción social. Cada uno tiene características especiales: Pepper es programable, se puede personalizar y produce un sentimiento de empatía que favorece la comunicación con el usuario. James tiene la capacidad de comunicarse a través de reconocimiento facial y vocal, y cuenta con sensores infrarrojos y cámaras lydar, que le permiten desplazarse y reconocer zonas.

Además de despertar curiosidad, con estos dos robots buscan evitar filas y agilizar trámites. Por eso, van a analizar qué tal les fue esta semana para ver si los dejan como otros dos funcionarios más de la Alcaldía.