¡Ayudemos! Ariadna, de 6 añitos, no tiene cama y necesita un coche neurológico

A sus 6 añitos, Ariadna conoce muy bien lo que es lucharle a la vida, porque a diario batalla contra crisis de epilepsia, una parálisis […]

Ariadna
Las ayudas también las gestiona la Fundación Gente de Gran Corazón, al 322 639 3715. (Con autorización de la familia). /FOTO: EDWIN BUSTAMANTE

A sus 6 añitos, Ariadna conoce muy bien lo que es lucharle a la vida, porque a diario batalla contra crisis de epilepsia, una parálisis cerebral y una gastrostomía.

Los días se le pasan acostada en un colchón, tendido en el piso. Su papá falleció cuando ella tenía apenas 6 meses, pero también es justo decir que la vida la premió con una mamá berraquita y amorosa… Seguro por eso se le dibuja una sonrisota instantánea cuando la ve.

Q’HUBO visitó su casa, ubicada en San Javier-El Salado, comuna 13. Nos recibió Leidy Johana Taborda, la madre que está moviendo cielo y tierra para que a su hija Ariadna le mejore la calidad de vida.

Ariadna con su madre. (Con autorización de la familia). /FOTOS: WENDY RESTREPO

La madre de 31 años nos contó su historia, que se remonta prácticamente al parto porque ella tuvo un embarazo sano, pero el día de la cesárea “se demoraron mucho para sacarla y alcanzó a meconiar (las primeras heces de un bebé), tuvo una insuficiencia respiratoria y al faltarle oxígeno al cerebro, le dio parálisis”, detalló Leidy Johana.

A raíz de la parálisis cerebral, Ariadna no puede caminar, sentarse, gatear ni hablar. Tiene que recibir los alimentos totalmente líquidos y por medio de la gastrostomía (una apertura en el abdomen) porque si la alimentan por la boca se puede broncoaspirar.

Y aunque no hay que desconocer la lucha de Ariadna, también es justo decir que la de su madre no es menos valerosa.

Leidy Johana vive con sus padres: una señora con discapacidad auditiva que aún así se encarga de cuidar a la niña y un señor de avanzada edad, que ya no puede trabajar.

La única fuente de sustento es Leidy, pero su trabajo es informal y al mes no gana un mínimo: “Yo trabajo en confecciones, en un taller, porque por empresa me queda muy difícil, no me van a dar los permisos que requiero con la niña. Encontré una persona que me permite esos permisos, pero yo me encuentro a veces en un callejón sin salida, no sé si irme a trabajar y dejar la niña aquí, pero qué hago para la plata”.

De hecho, está intentando conseguir una máquina para lograr trabajar desde casa: “La señora me puede dar trabajo para hacerlo acá, pero aún no tengo la capacidad para adquirirla”.

Buscan ayuda

Por eso, esta mamá buscó el apoyo de la Fundación Gente de Gran Corazón, que está gestionando una campaña de solidaridad en busca de ayudas para Ariadna: “Ella necesita un coche neurológico, que le dé estabilidad tanto en el tronco, como en la cabeza, ya que ella no tiene equilibrio en su cuerpo”.

Estas son las escaleras que deben subir siempre con Ariadna. /FOTO: EDWIN BUSTAMANTE

Para llegar a la casa de Ariadna hay que subir 2 cuadras de escaleras y Leidy Johana las sube con su niña de 14 kilos al hombro, cada que la lleva al médico. Pero eso no es lo que más le importa, lo que ella quiere es que su hija por lo menos se pueda sentar toda una tarde en el balcón a divisar el panorama y que las horas no se le vayan acostadita en el colchón.

Ariadna también necesita hidroterapia y equinoterapia, pero en su EPS no se las han autorizado y Leidy Johana escasamente consigue los pasajes y los $ 200.000 de copagos que aproximadamente se gasta al mes con las citas de la niña, además de los pañales y los suplementos especiales que debe darle.

Para finalizar, esta madre dejó su número de contacto para quien quiera solidarizarse con su situación: 321 758 32 81.

Le puede interesar: Reportaje deja mal parada a Jennifer Arias; plagio sería solo una de las irregularidades